martes, 4 de octubre de 2011

Diario Hoy



Ciudadanos de la Peña del Cura se levanta de la mesa del ruido Jporque le parece «estéril»

02.10.11

M. M. N. | CÁCERES.

La mesa del ruido se tambalea nada más nacer. La propuesta que lanzó el Gobierno del PP como solución al problema de la contaminación acústica que genera la movida nocturna debía servir como una vía de diálogo entre los actores protagonistas, pero algunos de ellos se desmarcan. En la reunión del pasado 22 de mayo se levantó el representante de la asociación antirruido, pero también lo hizo el colectivo vecinal Ciudadanos de la Peña del Cura. «Nos hemos opuesto a la medida, por estéril y falta de sentido común», opina José Carlos Fraile.

Se hizo cargo de la asociación tras la muerte del anterior presidente, Manuel Curiel, pero asegura que no se moverá «ni un centímetro» de la línea que marcó su predecesor. Y esa línea es lo suficientemente dura como para que la asociación vecinal figure entre los denunciantes por prevaricación medioambiental contra la anterior Corporación, así como por un supuesto delito contra el Medio Ambiente que imputan a 16 bares de la Madrila. La presencia de los hosteleros en la reunión fue el motivo de que los vecinos también se levantasen de la mesa. «Queremos dialogar, pero con el Ayuntamiento. No tenemos nada contra los hosteleros. Pedimos que se cumpla la normativa», aclara José Carlos Fraile. El presidente de Ciudadanos de la Peña del Cura insiste en que los bares «siguen incumpliendo la ordenanza». El colectivo lo forman un centenar de socios. Otro grupo vecinal, presidido por Miguel Salazar, sí es partidario de hablar con los hosteleros.